30 de septiembre de 2007

Management Estratégico = Espíritu Curioso. Casos

Este último viernes y sábado estuvimos dictando la cuarta clase del posgrado en Management Estratégico, en la ciudad de San Miguel de Tucumán. Tratamos en esta ocasión el tema de la "Competencia en los Nuevos Escenarios". Resultó en una enriquecedora clase donde trabajamos y discutimos muchos casos de la economía mundial, nacional y local y surgieron conceptos fuera de programa que potenciaron la clase. A continuación posteo una "cápsula para pensar" que nos quedó sin trabajar. Se trata de un útil artículo para analizar la migración de valor y la coopetencia en el sector agrícula tucumano. Espero que la discusión que empezamos en clase podamos continuarla online. Mariano Morresi


Sumarle valor a nuestro agro

El desafío es incrementar la industrialización de las producciones. Actuar en conjunto en la región.
"En materia agroindustrial, el gran desafío para Tucumán es desarrollar valor sobre lo que ya se produce", expresó el ingeniero Juan Domingo Sal, consultor agropecuario e investigador del INTA. "Esta es una gran deuda que todavía tiene Tucumán a pesar de ser la provincia más industrializada de la región."
Sal remarcó la idea de potenciar la región. "Tucumán tiene mucha gente y poco espacio. Ya casi no quedan tierras para sumar a la producción. Por eso, para que el sector agrícola se desarrolle a pleno, necesitamos de otras provincias que sí tienen superficie para las materias primas que debemos producir." "Tucumán posee desarrollo fabril, una burguesía industrial desarrollada y capacidad de reacción que la colocan en un lugar privilegiado para un crecimiento sostenido durante los próximos años."
El ingeniero Sal afirmó que "en estos últimos años el balance del sector rural es favorable. La relación peso-dólar ha permitido que la incorporación de tecnología que se pudo hacer durante la convertibilidad ahora esté siendo explotada convenientemente". "El sector azucarero está exportando el 25% de la producción, lo que permite generar divisas para la provincia, ayuda a sostener el precio en el mercado interno, y facilita la modernización de los ingenios. Los citricultores deberían hacer un esfuerzo similar al de los azucareros para manejar los excedentes."
Opinó que también seguirá el importante avance en Tucumán de las frutas "finas", como la frutilla y el arándano. Se trata de pequeñas superficies pero con alta rentabilidad, y fuerte absorción de mano de obra. "Una plantación de arándanos requiere una inversión de unos 30 mil pesos por hectárea. Una hectárea de soja, comprando la tierra, puede requerir una inversión de 2.500 a 7 mil pesos. Las ganancias que generan y el impacto sobre el empleo también son muy diferentes." Con respecto al tabaco, opinó que deberá ir reconvirtiéndose, hacia opciones como la fruticultura y la horticultura, desarrollando cultivos con una alta productividad por hectárea.
Finalmente, dijo que "la Argentina tiene el complejo de granos (transformación en harina, en aceite, etc.) más competitivo del mundo. Pero en el NOA sólo somos proveedores de granos sin procesar. Deberíamos incentivar la instalación de industrias para agregar valor a la soja, maíz, trigo, poroto, etc.".
COMPLEMENTACION
"En el NOA hay zonas agroecológicas para todas las producciones agrícolas y pecuarias. No compiten entre sí, se complementan", dijo Sal. Añadió que hay tierras para expandirse, especialmente apuntando a la cría de vacunos. “Para ganadería hay 24 millones de hectáreas disponibles, que permitirían aumentar 25% la producción de carne en la región.”


Fuente: Revista Contexto, Edición N° 315 -- Viernes, 15 de Junio de 2007

1 comentario:

R. dijo...

Las ideas están buenas, pero para implementarlas debemos esperar que cambien los "modelos mentales" de nuestros gobernantes. Aunque la responsabilidad de generar "valor" está en los empresarios.
R.