6 de abril de 2020

Una visión estratégica de la pandemia

Cuanta falta hace la estrategia en tiempos de explosión, pero si no pensamos antes, si no frenamos un momento, si no nos damos tiempo para conversar y aprender, la marea nos lleva por delante y terminamos con menos recursos y más confusión que al principio. Mientras todo se bloquea, pospone o extingue, recurrimos a la historia para saber qué habrá un mañana, pero bajo otros paradigmas. 
Para hacer ese alto que mencionamos y proponer una visión estratégica recurrimos a Julian Stodd. Él se define como escritor, artista, consultor y explorador, con un profundo interés en cómo funcionan las cosas: sistemas, sociedades y estructuras, tanto técnicas como humanas.
Este artículo que tradujimos involucra una visión progresiva, con foco en lo social y empresarial y piensa en el desarrollo y adopción de los cambios a corto, mediano y largo plazo. Más allá de la reacción, cómo hacer estrategia en tiempos pandémicos. 


Una visión estratégica de la pandemia

Desde la perspectiva de la comprensión y la planificación, estamos operando en bloques de seis meses. El bloque inicial es la "Fase Industrial": disrupción masiva y ajuste. Los siguientes dos bloques representarán una realidad nueva y razonablemente estable, seguida de un bloque final que representa un retorno a un estado más normalizado. A menos que todo esto esté mal, por supuesto... como digo, esta es simplemente mi propia reflexión sobre una situación que cambia rápidamente. En esta pieza compartiré algunas reflexiones sobre cada una de esas tres fases.

Los próximos seis meses verán a la mayoría de las naciones tomar una respuesta industrializada: una fuerte disrupción de las normas sociales establecidas. Las escuelas y las universidades inicialmente cerraron, luego evolucionaron rápidamente, primero para encontrar sus canales y, en segundo lugar, para desarrollar la pedagogía. El trabajo se trasladará principalmente de la oficina a un lugar principalmente remoto, lo que conducirá a que algunos trabajos se vuelvan redundantes (pero aún admitidos), y una clara brecha de habilidades.

Probablemente veremos una innovación social masiva: las bandas descubrirán cómo monetizar los "shows de salón" a escala, los museos y las galerías desarrollarán calendarios de eventos, incluso los teatros encontrarán formas de gestionar la actuación distribuida. Los gimnasios y los instructores de yoga innovarán las clases remotas. Las cafeterías se adaptarán a un modelo de "recorrida" y claramente la infraestructura secundaria de Deliveroo prosperará.

Ya estamos viendo franjas de legislación que harán cumplir el "distanciamiento social", y esperamos que esto aumente con el tiempo.

Las naciones enfrentarán una guerra para la reconversión industrial, principalmente la fabricación de ventiladores, la reutilización de hoteles a hospitales y los equipos de higiene y atención médica relacionados, mientras que probablemente la industria manejará la infraestructura para la producción de vacunas y la fabricación de medicamentos. Del mismo modo, parece probable que la cadena de suministro de alimentos estará estrechamente controlada, con los supermercados actuando como representantes del Estado y alguna forma de racionamiento estandarizado.

Todo esto se sentirá como un cambio, pero el cambio no durará para siempre. Al contrario de algunas evaluaciones políticas, es probable que este sea un período de 18 meses hasta que estemos impactando seriamente a la pandemia a través de las drogas, tanto para la vacunación como para el tratamiento. Por lo tanto, veremos probablemente un año de una "nueva normalidad": se establecerán nuevos patrones de trabajo y escolaridad, y si bien podemos desarrollar un enfoque de "onda" (donde relajamos los controles hasta la próxima ruptura), lo más probable es que podamos factorear en 60% el tiempo que seguiremos bloqueados.

Sospecho que es cuando veremos el mayor nivel de fracaso organizacional: la industria de servicios, el turismo, probablemente alguna fabricación pesada, todos ellos simplemente tendrán la presencia incorrecta para la "nueva normalidad". Las organizaciones que se mantienen durante los primeros seis meses simplemente no podrán existir en un ecosistema evolucionado donde sus costos y su presencia no coinciden con los del mercado. En el lado positivo, algunos de los innovadores sociales no tendrán bases tecnológicas sólidas, por lo que veremos la mayor innovación técnica para "estar juntos". Entonces algunos ganadores y algunos perdedores.

Me temo que este también será un momento de máxima desigualdad social, donde aquellos con dinero encontrarán acceso a servicios y oportunidades, mientras que aquellos más afectados por una sobrecarga de atención (ancianos y niños), así como ingresos reducidos, perderán terreno.

Suponiendo (y está lejos de ser una certeza) que las vacunas sean aprobadas, será en el período de 12 a 18 meses que veremos una escala de fabricación, pero probablemente también sea un programa de implementación socialmente desigual. El regreso a la "normalidad" (o lo que sea que parezca la nueva normalidad) seguramente será un asunto incierto, más lento y más desigual que el bloqueo.

Lo más interesante será ver cuáles de las medidas innovadoras se mantienen: ¿las organizaciones volverán alguna vez a una base completa de oficina, o los ahorros de costos del trabajo remoto, junto con la satisfacción social de esto para algunas personas, serán demasiado para perder? Sospecho que aquellos que ahorran $ 10k al año en viajes estarán felices de permanecer alejados.

Con respecto a la educación, el resultado es incierto: si las entidades educativas realmente invierten en la fase intermedia, mantendrán un modelo mixto, pero eso requerirá una reestructuración y capacitación significativas.

Sospecho que en la fase de retorno habrá especuladores: personas que se sienten lo suficientemente cómodas al relajar los regímenes legislativos como para ganar mucho dinero con la incertidumbre. Lo más probable es que también tengamos un legado de desigualdad social: es poco probable que las organizaciones que han eliminado una base de costos significativa lo vuelvan a emplear, y las que han surgido probablemente serán más delgadas y más centradas en la tecnología.

Como digo, esta es una evaluación de conjeturas, pero estoy seguro de que no estamos en un viaje de dos meses. Desde el punto de vista de la Estrategia Empresarial, me parece más valioso tener una visión considerada y a más largo plazo, porque es más fácil retirarse de una estrategia (centrada en lo remoto y lo virtual) que tratar de salir del lodo.


Autor: Julian Stodd

No hay comentarios: