14 de abril de 2020

¿Cómo nos puede ayudar la Estrategia a atravesar los Puntos de Inflexión?

La semana pasada facilitamos el primer Conversatorio Estratégico virtual. Se trató de un espacio para encontrarnos en tiempos de aislamiento, compartiendo ideas de apoyo estratégico y discutiendo problemas, reflexiones e intentos. 

La jornada fue conducida por Fernando Cerutti, consultor, capacitador y director de posgrados. Fue coordinada por Mariano Morresi y contó con el apoyo de PuroManagement, SLADE (Sociedad Latinoamericana de Estrategia) y Fundación Denuo.

Participaron más de 300 personas, de 8 países, tanto dentro de la plataforma Zoom como en YouTube donde se transmitió en vivo dada la gran cantidad de inscriptos. 

Luego de la exposición de Fernando Cerutti, que sirvió como punto de partida para abrir 3 grandes ideas estratégicas de pensamiento, acción y reacción frente al punto de inflexión que estamos transitando, se abrió el conversatorio. Allí muchos de los participantes pudieron intervenir reflexionando sobre sus situaciones particulares y empresariales, compartiendo ideas para pensar cómo atravesar este vórtice y proponiendo iniciativas a tener en cuenta. La participación fue tanto vía streaming como en textos y chats. Una experiencia muy rica de intercambio multimedia que se complementó con la presentación.


Aquí podés inscribirte al Conversatorio Estratégico #2: https://forms.gle/ctKkt8vVX2YQCXoY6


A continuación compartimos la Exposición de Fernando y las principales ideas sobre cómo la Estrategia puede ayudar a atravesar los Puntos de Inflexión.



La intención de esta actividad fue conversar sobre cómo el pensamiento estratégico nos ayuda a traspasar un momento de crisis como el actual y a desarrollar un futuro diferente.
Los temas que tratamos fueron:
  • Estrategia: como introducción, para ver de qué depende la misma.
  • Puntos de inflexión: para ver qué sginifica esta situación que estamos viviendo.
  • Prospectiva: para salir de la urgencia diaria y empezar a encontrar un futuro distinto.
El inicio de toda reflexión de importancia tiene que ser la Estrategia. Pero más que dar una definición, quisimos exponer de qué depende la misma, qué es lo que condiciona la estrategia de una empresa. Y los 3 pilares son:
  • El Líder: sus Modelos Mentales y Paradigmas, sus Sesgos e Ideología. El más importante. Son todos ustedes, somos todos nosotros. Es el punto de partida.
  • El Entorno: Este el pilar que está en jaque hoy. Lo que desestabiliza todas las estrategias. El mundo, el país, la ciudad. La sociedad, la economía, las regulaciones, la salud.
  • El Negocio: donde hay Industrias que se ven muy afectadas y otras que son favorecidas.
Entonces con un contexto disruptivamente diferente, nuestras estrategias cambian y deben cambiar. El cómo y para qué cambiar dependerán del líder y del negocio. 
Primero debemos entender de que se trata de qué se trata un Punto de Inflexión, que representa la disrupción del contexto.



En un punto de inflexión como el actual, la situación ha sido alterada por un Cisne negro.
Un Cisne Negro es un suceso altamente improbable con impacto muy grande. Que sea improbable depende de nuestra información previa o de nuestros modelos mentales. Como no tenemos precedentes pensamos que no es posible y no podemos predecirlo. Y cuando lo inesperado ocurre nos mueve el piso sin que podamos entender qué ocurre. 
La información ya estaba, precedentes había. ¿Entonces fue un cisne negro?
Bill Gates en una charla TED en 2015 dijo que el próximo gran cambio se podía predecir y era un virus muy infeccioso de escala global el que lo iba provocar.
El mismo creador del concepto del Cisne negro, Nassim Taleb, dijo en su libro del 2007 que el mundo era mucho más frágil a un virus global por su excesiva conectividad.

Una vez ocurrido los efectos se disparan en un "Efecto mariposa". Un pequeño suceso en Wuhan desató una crisis global.
Quizás deberíamos hablar de "Efecto murciélago" (u otro animal). Alguien comió un animal infectado en una ciudad en China, al principio no pasó mucho y hoy no sabemos donde estará el final de esta pandemia.
Todo tiene un tiempo, no debemos presionar al sistema sino entender qué pasa y por qué pasa. Dar pequeños pasos, probar y aprender. Ningún cambio es inocuo. 

Un Punto de Inflexión, estratégicamente hablando, significa un cambio brusco del comportamiento de un sistema, que logra que éste explote hacia una complejidad de nivel superior. El antiguo cuadro estratégico de una empresa desaparece para dar lugar a uno nuevo.
Se entra en el "Valle de la muerte" y no funciona nada de lo anterior ni hay claridad para decidir. Este es el contexto actual.
De acá en más, vistas las graves consecuencias que atravesamos, debemos pensar que al próximo punto de inflexión lo debemos producir nosotros. Con la innovación en productos, procesos, estrategia, management.
No necesariamente significa que es negativo. 
Para muchas industrias es totalmente nocivo: Turismo (aerolíneas, hoteles, atracciones, agencias de viajes), Automotriz, Entretenimiento, Gastronomía, Bienes raíces, Publicidad, Automotriz, Eventos, Minoristas no esenciales.
Pero para otras es un boom: Formación online, Salud, Juegos, Streaming, Logística de última milla, Alimentación online/cercana/local, Servicios en la nube. 



Hoy se habla de que estamos en un contexto VUCA, que en castellano es VICA (Volatilidad, Incertidumbre, Complejidad y Ambigüedad) Y queda totalmente claro frente a este Punto de Inflexión.
¿Cómo podemos hacer para defendernos y aprovecharlo? Propongo hablar de VACA.
Un antídoto contra la volatilidad es contar con una Visión clara. Comprender e intuir lo que viene, imaginar nuestro propio futuro permitirá a las organizaciones y a sus dirigentes anticiparse, prepararse y adoptar nuevos enfoques.
La mejor manera de afrontar la incertidumbre es con Aprendizaje. Se trata de entendimiento, conocimiento y empatía. La capacidad de un líder para detenerse, observar, escuchar bien, hablar con otros y colaborar en la búsqueda de perspectivas diferentes y/o complementarias.
Frente a la complejidad, buscar la simplicidad, analizar y comprender la complejidad en sus diferentes perspectivas desde un enfoque holístico de los problemas que nos permitirá tomas decisiones más eficaces. El Caos tiene leyes que nos pueden ayudar.
La ambigüedad se puede contrarrestar con Agilidad, capacidad de comunicarse a través de la organización y moverse rápidamente para experimentar soluciones parciales, ver los resultados y mejorar las ideas.

A partir de las palabras de Benedetti y de la gran ilustración de Bernasconi, pregunto ¿vamos a enfocar solamente hacia abajo? Tenemos que lidiar con el Cisne negro COVID-19, pero qué otros temas hay, qué otros tiempos nos quedan, qué otros escenarios planteamos.

Porque esto también va a pasar. Y mientras nos ocupamos para atravesar el Punto de Inflexión, debemos ir más allá. Visualizar el futuro, de eso se trata la Prospectiva.
A diferencia de la forma tradicional de pensar el futuro (proferencia), la prospectiva construyendo un futuro deseable y para eso se alimenta de la creatividad y la imaginación, rompiendo con los bloqueos y las tendencias por fuera de nuestro control.
Santiago Bilinkis dice que: El desafío de los Estados Unidos, el Reino Unido y el resto del mundo es desarrollar líderes con entendimiento del presente, visión prospectiva e ideas de esta época. Líderes que, en vez de pelear contra las tendencias actuales, se monten sobre ellas y utilicen la tecnología para construir un futuro nuevo, deseable e inclusivo. Líderes que en vez proponer "Make America Great Again" de nuevo como en el siglo XX, abracen el desafío de construir el American (British, etc.) way of life del siglo XXI. En definitiva, líderes que logren entusiasmarnos con lo que viene y ayudarnos a perder el miedo al futuro en vez de hacernos añorar volver el tiempo atrás. Tener prospectiva y poder entender el mundo del futuro nos permitirá, inclusive, analizar mejor el presente. ¿Algún ejemplo? “El problema de los taxistas no es Uber sino la aparición de autos autónomos que, en no más de 10 años, dejarán obsoleto su rol en la sociedad”.
El problema no es el CoronaVirus sino lo que esta situación mostró que es posible o innecesario. 

En la Prospectiva, al pasado sólo lo usamos para aprender, pero no lo proyectamos.
Hacemos un salto cuántico de la realidad actual y con una actitud anticipatoria nos imaginamos un futuro deseable (más allá de lo posible).
Luego vamos retrocediendo hacia dónde deberíamos estar en los años previos hasta llegar al presente.
Y después planteamos las trayectorias estratégicas para alcanzar esos hitos que nos llevamos a nuestro propósito. No es lineal, es creativo.
¿Dónde queremos estar el año próximo, la década próxima? ¿Qué deberíamos lograr antes para llegar allí? ¿Qué podemos hacer cada año para ir cumpliendo el proyecto?
Primero vamos al futuro a crear, de ahí retrocedemos al presente conocido y luego vamos construyendo ese futuro, que no es prolongación del pasado sino deseo moldeándose. 

Tanto en el presente como en el futuro no debemos seguir apuntando a la eficiencia sino a la diferencia. Qué puedo hacer yo por el mundo, no cómo me salvo.
No alcanza con ser eficiente y hasta puede ser contraproducente. Necesitamos probar, intentar, experimentar, dejar algo valioso, desarrollar la comunidad, colaborar. 
Más que eficientes, diferentes. 



Como síntesis de esta presentación:
  • Uno de los 3 pilares de la Estrategia está en jaque, el Contexto atraviesa un Punto de Inflexión.
  • Tenemos que entender de qué se trata, por qué ocurren, cómo se comportan y de qué modo podemos aprovechar la dinámica de los Puntos de Inflexión y los Cisnes negros.
  • Pero además de intentar resolver lo urgente y sobrevivir, debemos ocuparnos de armar un futuro diferente, que vaya más allá del pasado y la coyuntura, para eso necesitamos pararnos desde la Prospectiva.  
Muy pronto compartiremos el video. 
Gracias a todos por participar en el conversatorio, por dejarnos sus ideas y por los comentarios que puedan brindarnos en este posteo.

No hay comentarios: